Make your own free website on Tripod.com








3erPolo
Quienes son los agentes del chavismo en la oposición













3erPolo | Resistencia Civil | Rumbo a la Prosperidad | Enlaces





EQUIPO EDITORIAL
















Si el chavismo pudiese ganar una elección no la estaría evitando, por eso los grupúsculos fascistas -y los oportunistas inconscientes-  que actúan contra la ruta electoral en medio de la oposición, son los agentes de la estrategia del chavismo. La estrategia del Chavismo en Venezuela ha entrado en una nueva fase. Se lanzan a una profundización de la revolución que se basa en seguir manipulando a la oposición para capitalizar sus errores.

El paro general y muy especialmente el paro petrolero, fue un error de la oposición democrática venezolana y lo fue no solo porque el gobierno no renuncio, sino que porque salió de la oposición que tenia dentro de PDVSA, debilito a las empresas privadas y se gano una excusa para todos los problemas económicos presentes y futuros al tiempo que se armo de una serie de controles que incrementan dramáticamente su poder.

Fue el gobierno el primer interesado en el paro, y todo lo tuvo que hacer para lograrlo fue dar unos golpes quirúrgicos de represión que funcionaron como un trapo rojo para enardecer a las bases radicalizadas de un variopinto movimiento sin liderazgos fuertes.

Los fascistas se alegraron mucho con el paro, se movieron a sus anchas libres de la represión quirúrgica que sólo atacaba con objetivos concretos, y se dedicaba a fortalecerla radicalización de la que ellos fueron los adalides sin par, ahora se dedican a gritar. Contratar un grupo de malandros para que se enfrenten a los del gobierno en el oeste, es la conquista del oeste que entienden unos fascistas cobardes e incapaces de avanzar en la primera fila para líder izar la pelea. En el este logran trancazos que no pasan de un autobloqueo pero son incapaces de extender su fascismo ligth a donde los violentos del chavismo se mueven a sus anchas. Ahora, en su empeño por contratar a quien les haga el trabajo sucio y en su imaginativa violencia retórica están las semillas de las divisiones que el chavismo comenzó a cosechar en la alianza opositora.

Chávez no puede permitir la autocrítica, y menos aun los relevos, en la alianza opositora. La ha identificado claramente dos debilidades en su enemigo como es la carencia de lideres, ya que líder es quien convence a la gente de seguirlo, usualmente por una vía diferente a la que los seguidores habían imaginado, mientras que la oposición venezolana solo ha contado con voceros que se limitan a repetir lo que la gente dice, o a decir lo que la gente quiere escuchar sin importarles para nada que la gente este equivocada.  Ese tipo de liderazgo es el que el gobierno intentara fortalecer en la oposición mediante su acostumbrad pero efectivo- expediente de agitar e trapo rojo ante el toro que no piensa.

La otra debilidad va más haya del desanimo, la impaciencia, el cansancio o el fanatismo alternativos, y es la falta de mecanismos articulados de comunicación entre un liderazgo aislado y unas bases incomunicadas. Ambas partes se comunican por encuestas y propagandas, lo que no deja espacio para una comunicación racional y fortalece la tendencia a la reacción emocional inmediata a la provocación que el chavismo lanza luego de calcular con gran precisión su efecto.

Los grupúsculos fascistas y el chavismo coinciden en incrementar el grado de violencia política hasta el punto en que no sea posible una elección, porque ambos tienen claro que en una elección democrática no tiene mucho que buscar. Los fascistas creen en una toma del poder por la fuerza de otros que no serán idiotas para entregárselo a ellos si tienen éxito en tomarlo- y el chavismo cree en su ofensiva revolucionaria para seguir manipulando a la oposición a fin de empujarla al terreno de la violencia, el irracionalismo y la reacción perpetua.

Los liberales proponemos dar un giro de 180 grados, proponemos un programa de gobierno común, que sin pretenderlo liberal, resulte diametralmente opuesto al colectivismo chavista, y lo proponemos como primer paso para capitalizar la inteligencia de la mayoría opositora que se expreso en el firmazo. Proponemos el desarrollo de un liderazgo estratégico, capaz de decirle a la gente que la elección no solo es la salida civilizada y democrática, sino que es el único escenario en que gana la oposición, en todos los demás (golpe incluido) el chavismo tienen todas las de ganar. Proponemos dejar de lado los mensajes emocionales y apelar a la inteligencia de la gente, pero por encima de todo proponemos hablar con la verdad.

No existen delitos de opinión por los que se pueda acusar ni a los Carlos y los Fernández, ni a los dirigentes de sus organizaciones... ni a nadie. Si acaso ocurrieron actos de verdadero sabotaje durante el paro petrolero, corresponde la carga de la prueba al acusador. No admitimos instigadores y menos cómplices sin autores claramente identificados, con pruebas fehacientes de culpabilidad. Nos oponemos a toda persecución judicial por motivos políticos, incluso a las que los fascistas anuncian desde ya... para el otro lado. Pero tampoco le concedemos a quien sea perseguido más "comando" que el que se deriva de los resultados de su propuesta estratégica. Solidaridad ilimitada con los inocentes no es solidaridad con sus posiciones, porque si así fuera, le diésemos nuevamente al chavismo el poder de decidir a donde nos quiere mover... como ha logrado hasta ahora.
















.

ssxxi_banner_el.jpg