Make your own free website on Tripod.com








3erPolo
A la oposición le han sobrado pies y faltado cerebros













3erPolo | Resistencia Civil | Rumbo a la Prosperidad | Enlaces





COMITE EDITORIAL
















La oposición venezolana a tenido muchos pies para marchar y muchas bocas para gritar, los pies se han cansado y las gargantas irritado, por eso es hora de comenzar a usar los cerebros para alcanzar a esa mayoría verdadera que no esta con Chávez... pero tampoco con ninguno de los aspirantes a líder de la oposición.

Los liberales comenzamos a trabajar para alcanzar una victoria electoral que saque al chavismo del poder y desmonte su proyecto neocomunistas, cuando la inmensa mayoría de la actual oposición se dividía entre la indiferencia y él coqueteo con el proceso. Entendemos las fortaleces y debilidades del contrario y no hemos caído en la estupidez de menospreciarlo, ni de sobre valorarlo. Desde el primer momento supimos que el triunfalismo y el inmediatismo de una oposición unida solo por un sentimiento común de rechazo a Chávez, que no tuvo más estrategia que el deseo de la calle en realidad el de los que gritan más duro, nos condenaba a fracaso tras fracaso. También sabíamos que, tarde o temprano, vendría una contraofensiva integral y que en ese momento la única esperanza de victoria sería la de apelar a la inteligencia de la gente, inteligencia para dominar sus impulsos, dejar de esperar una salida milagrosa y comenzar una lucha sistemática contra toda forma de autoritarismo, en cada espacio de la sociedad. Esa es al final, la única salida verdadera, porque el gobierno de Venezuela no se tambalea y la base de apoyo político del primer mandatario esta entre las más altas  y sólidas del continente sin llegar a ser mayoritaria.  La alianza opositora venezolana a sufrido grandes derrotas, pero es posible arrancar una victoria de las fauces de la derrota... solo se requiere inteligencia estratégica.

Frente petrolero

El paro general se decidió por desgaste, y fueron las empresas las desgastadas, mientras el paro petrolero fue la oportunidad de oro para que la revolución tomara definitivamente el control político de PDVSA y el desmantelamiento de INTESA. Mientras los fascistas llaman a una inútil y vacía lucha de trincheras sin armas ni trincheras y el neocomunismo se regodea ante otra batalla ganada de ante mano. Los liberales vemos que la acción sindical organizada tendente a recuperar los puestos de los trabajadores petroleros despedidos, es la única que puede apoyar una oposición racional en ese campo. El sindicalismo debe cumplir su rol y objetivo básico en PDVSA y  no es otro que lograr el máximo numero de reincorporaciones de quienes se sumaron a un paro que no logro su objetivo. Esto no es punto doctrinal, no existe un sindicalismo liberal aun, y siguen sin gustarnos las empresas estatales PDVSA incluida- pero apoyamos el esfuerzo por evitar que el único resultado concreto del paro sea trabajadores despedidos por su opinión política. No importa que el gobierno tenga esta vez la Ley de su parte, la acción sindical es la única forma de lograr un retroceso ordenado que transforme una gran derrota estratégica, en una serie de pequeñas victorias tácticas. Inmolarse todos en una batalla perdida sin  y sin ningún objetivo, siempre ha sido tan heroico como estúpido. Los liberales hacemos un llamado desesperado a la inteligencia de todos los que se encuentran ahí, somos solidarios con quienes son perseguidos, y entendemos que es muy difícil mantener la cabeza fría en estos momentos, pero por encima de todo somos solidarios con las estrategias realistas, racionales y efectivas.

El frente económico

Es que hay alguien que no entienda lo que a dicho tantas veces, y con tanta claridad líder de la revolución. No hay dólares, ni contratos, ni pan, ni agua... y mucho menos cuartel para las empresas golpistas. Tampoco hay nada que negociar ni con los dueños de medios, ni con partidos, ni con el movimiento empresarial... ni con nadie. La revolución inicio su contraataque y ese contraataque significa estrangular lo que identifica como la base de apoyo económico de la oposición. El neo comunismo no desea expropiar las empresas de la oligarquía y menos aun si son medios de comunicación. Desea que quiebren y sean sustituidas por otras que sean afectas al proceso sin importar que sean estatales o privadas. A fin de cuentas, este gobierno a acumulado el mayor grado de control estatal sobre la actividad económica que habíamos visto en los últimos 40 años, y seguirá acumulándolo más.

Lo que el gobierno no podrá controlar son las empresas informales, los mercados negros crecerán y el papel de las cámaras empresariales en este escenario es parecida al de los sindicatos. Tienen que luchar por debilitar cada control que le dé al gobierno la posibilidad de quebrar empresas enemigas y tienen que buscar todos los medios posibles de debilitar el poder legal de los controles. La lucha de las empresas existentes será por la supervivencia. Los fascistas desean usar el dinero de los accionistas para financiar una escalada en la violencia política y ven con felicidad la desesperación de muchos empresarios... la desesperación es la ante sala de la derrota, eso no lo entienden los fascistas, si entendieran serían inteligentes y si fueran inteligentes no serían fascistas.

La estrategia propuesta por el fascismo coincide nuevamente con la del neo-comunismo... y nuevamente garantizaría el triunfo del segundo.

Las únicas estrategias validas ante la ofensiva económica del gobierno son de naturaleza política. Política de cámaras empresariales buscando los resquicios de un sistema de controles que aun esta lejos de ser integral y metiendo cuñas en donde se pueda para retrasar y debilitar su implantación. Política de partidos buscando el acuerdo en un modelo de estado limitado como salida al estatismo neocomunista, no hay más salidas, nuevamente no nos queda a los liberales más que llamar a la racionalidad estratégica frente a la una desesperación que nos puede perder.

El frente político

Estamos ante una inminente victoria de la oposición, podríamos   tener un CNE que no este completamente controlado por el gobierno, y eso es una precondición indispensable para cualquier elección futura, pero aun no es seguro y hay que ponerle atención.

Debemos ver con preocupación es avance de las tesis fascistas en un sector desilusionado de las bases opositoras, nuestra oposición a las salidas violentas no es solo doctrinaria, es fundamentalmente estratégica. Entendemos que los escenarios violentos favorecen las aspiraciones neocomunistas.

La persecución selectiva de baja intensidad a seguido, el gobierno esta claro en su escalada política, y su objetivo de dividir a la oposición fortaleciendo todo lo que se aleje del camino electoral avanza inexorablemente.

Aquí, hay tres desafíos que los liberales llamamos a enfrentar:

 

1-     La creación de una poderosa maquinaria electoral de la alianza es algo que se sigue descuidando a favor del pescueceo por figurar y cada día perdido en ese campo aleja una posibilidad real de ganar los referéndum cuyas fecha se acercan  peligrosamente.

2-     Mas que un candidato, o incluso que un líder, necesitamos un proyecto de país lo que en el fondo no es otra cosa que un programa de gobierno en el que leguemos a estar de acuerdo todos los sectores de la oposición, por encima de nuestras diferencias ideológicas. Los liberales lo único que exigimos, es que sea un programa diametralmente opuesto al del neocomunismo chavista.

3-     Fortalecer los partidos políticos como las instancias idóneas para hacer política, ni importa ahora que hablemos de partidos nuevos o tradicionales, lo que importa es que contemos con partidos capaces de transformar un sentimiento de rechazo a un gobierno, en una propuesta de gobierno alternativa que sume apoyos. Eso no lo puede hacer los medios de comunicación, ni las ONGs. Los liberales llamamos a cada cual a unirse al partido que mejor represente su visión del mundo y a exigir de sus partidos integridad ideológica y coherencia estratégica y obviamente llamamos a todos los liberales a unirse a RESISTENCIA CIVIL.

 

Entendemos que la lucha política contra la instauración del modelo neocomunista puede ser larga, rechazamos él todo o nada de los fascistas, principalmente porque ese nada no es otra cosa que una cobarde rendición adelantada ante la perspectiva de una lucha prolongada y difícil. Podemos enfrentar a un enemigo superior aunque, nos quedásemos solos frente a las preanunciadas deserciones de los inmediatitas. Empezamos esta lucha solos, cuando éramos menos que hoy, sabiendo que hay mucho por hacer y poco tiempo para hacerlo, no hemos creído en ningún canto de sirena autoritario ni nos hemos desanimado por ninguna derrota... el futuro no pertenece, sin importar lo lejano que pueda parecer hoy.

El frente ideológico

Insistimos los liberales en que es absurdo oponerse a un neocomunismo totalitario con cualquier forma de totalitarismo diferente. Si la promesa básica del chavismo incrementar el poder del estado defender a los pobres de un neoliberalismo salvaje . La de la oposición no puede limitarse a coincidir en todo, o casi todo, pero sin Chávez. Los liberales afirmamos que la causa de la pobreza es el fortalecimiento del estado, por lo que a fin de cuentas en neocomunismo chavista es más de lo mismo. Quien quiera defender el estatismo, el colectivismo y el autoritarismo no tiene ninguna razón de fondo para oponerse al actual gobierno. Sostenemos que cambiar un proyecto  colectivista por otro no es la salida... admitimos que pudiera ser un paso en el camino. Entendemos que llegamos a esto porque la mayoría cree en el colectivismo estatista  y culpa de sus evidentes fracasos a los lideres que los sostuvieron, no al sistema en sí. Sin cambiar esa creencia no habrá una salida definitiva, pero sabemos que para luchar por una sociedad libre, debemos luchar por mantener mecanismos de permitan hacer los cambios de forma civilizada. La democracia servil dominada por ideologías colectivistas puede ser derrotada y transformada en democracia liberal sin sangre, el totalitarismo no. Aun estamos muy lejos de un totalitarismo efectivo, pero el camino se puede recorre muy rápido, a fin de cuentas ya se había avanzado mucho en esa dirección antes. La ideología de la V Republica es la de la IV, llevada hasta sus ultimas consecuencias.  Solo estaremos libres de la amenaza de que se avance a tales consecuencias cuando hayamos derrotado al colectivismo en los corazones y las mentes de las grandes mayorías.
















3erPolo

.

ssxxi_banner_el.jpg