Make your own free website on Tripod.com








3erPolo
La economía y el bolsillo













3erPolo | Resistencia Civil | Rumbo a la Prosperidad | Enlaces





Por Guillermo Rodríguez González
















En los últimos cuatro años el PIB venezolano ha caído 26%, este año caerá 24%, con lo que en 5 años de revolución bolivariana, la economía se habrá reducido a la mitad.

La estatal petrolera venezolana PDVSA, desde su creación a mediados de los 70, a significado una reducción creciente del ingreso fiscal petrolero, en términos porcentuales, que no resulta evidente en el corto plazo por las fuertes variaciones del precio del crudo.

El estado venezolano redujo su capacidad de fiscalizar eficientemente la tributación petrolera en 94%. El nuevo modelo de estatal petrolera que dibuja la revolución acelerara ambos problemas en lugar de corregirlos, porque fortalecerá las causas de as deficiencias en lugar de eliminarlas.

En dos meses CADIVI no ha logrado poner en marcha un sistema burocrático de asignación de racionamiento de divisas, y aun si lo iniciara hoy, las divisas necesarias para las importaciones normales tardaran unos 30 días en llegar a todos los importares autorizados.

Sumas y restas

Las personas de menores ingresos se ven obligadas a cambiar sus hábitos de compra. En los supermercados se ven grupos de amas de casa que compran en conjunto normalmente son familiares- y dedican mucho tiempo a sumar y restar para no excederse de lo que pueden adquirir con una bolsa común cada vez más exigua. Quienes no constituyen tales grupos compran a diario ya que no logran reunir y sus sumas y restas de cada día se van entre sumar el pasaje al costo de la compra o pagar unos precios más altos en la bodega de la esquina, mientras siguen buscando productos de un nivel de calidad que cada vez se le hacen más inaccesibles.

Los comercios informales están montándose mas tarde y desmontándose mas temprano, en bastos sectores de caracas, esto se debe tanto y la inseguridad como a una caída de la demanda que (luego del desplazamiento coyuntural de demanda ocurrido durante el paro general) coloca a ese sector ante una descapitalización cuyos efectos comienzan a verse en las calles.

Política y politiquería

Si vemos que la producción de bienes y servicios en Venezuela se reduce a la mitad, que la capacidad de compra de la mayoría de la población disminuye en forma critica, y que aun en medio de semejante recensión tenemos inflaciones relativamente altas: El problema de política económica es que el estado venezolano se torna económicamente inviable en el futuro no muy lejano. Hay que encontrar mecanismos eficientes para incrementar el ingreso fiscal petrolero sin ocultar la ineficacia tributaria tras los promedios de precios, que es el equivalente a ocultarla tras los precios coyunturalmente altos. Hay que reducir el gasto publico y des-regular la economía, fortaleciendo las áreas básicas del Estado seguridad y justicia- porque una economía debilitada no se podrá recuperar con impuestos altos. Esos son problemas políticos de enorme trascendencia pues buena parte de ellos son de muy difícil solución futura, cuando hoy forman parte de politiquerías sistemáticas por mitos medias verdades se transforman en posiciones irreductibles.

Politiquería es transformar una empresa estatal en sinónimo de la patria y en eso coinciden los dos bandos en pugna. La PDVSA del pasado no es la solución a la de ahora, porque ninguna de las dos ataca de forma dramática el creciente empobrecimiento, ni en sus efectos, ni en sus causas.

Politiquería es anunciar un des-abastamiento generalizado en medio de una brutal contracción de la demanda que coincide con excesos de inventarios. El des abastecimiento será puntual, lento, y espasmódico, pero sobre todo atacara la calidad y la variedad de la oferta, porque la causa del desabastecimiento serán los controles.

Politiquería es pedir participación corporativista en el sistema de racionamiento de divisas, para que funcione cuando todos sabemos que es inviable. El mercado negro, sin importar cuanto se le persiga es la única respuesta, por lo que la respuesta verdadera es un mercado paralelo legal, si es que la intención es que funcione y no lucrarse personalmente de la escasez.

La mayor politiquería es decir que la economía se puede separar del día a día político, porque la política define el marco legal de todas las transacciones y la relación material y legal entre los particulares y el estado, y eso es la economía. La economía no es cuestión de matemáticas complejas o teorías abstrusas y la política no es cuestión de altos ideales colectivos. Ambas son, a fin de cuentas, un asunto sumas y restas, y de cómo afectan esas sumas y restas la prosperidad o el empobrecimiento de cada uno... y de todos. Así que son dos aspectos teóricos del mismo asunto practico.

 
















3erPolo

.

ssxxi_banner_el.jpg