Make your own free website on Tripod.com








3erPolo
No basta ser demócrata, hay que parecerlo













3erPolo | Resistencia Civil | Rumbo a la Prosperidad | Enlaces





Por Domingo Alberto Rangel M.
















Hace años entendí la importancia de relacionar la imagen propia con las ideas en las que uno cree.
 
Me refiero a esa cualidad del alma que el diccionario define como coherencia".
 
En ese entonces trabajaba como asesor eventual de un conglomerado líder en la fabricación y comercialización de licores. Una gran trasnacional, cuyo nombre no importa a los fines de estas líneas, que guardaba como uno de sus tesoros más preciados un libro en el que se podía encontrar todo lo relacionado con la manera de ser de la empresa y sus productos ¡Desde colores y rayas para decorar los camiones de la compañía hasta la forma como sus empleados debían saludar por las mañanas, todo estaba allí! La vestimenta de los vendedores, el uso de estilos y tamaños de las letras, los horarios para reuniones etc. conformaban una específica manera de ver el mundo, en otras palabras el libro era a la vez decálogo, carta de presentación e ideología. ¡Bastaba seguir al pie de la letra los mandatos de aquel volumen para dejar claramente definida la presencia institucional de la empresa!
 
Si nuestra coordinada oposición tuviese a mano algo similar a ese libro de estilo que celosamente cuidaba la gran trasnacional, nos ahorraríamos uno que otro fiasco, y, lo más importante, el país estaría encaminado hacia la paz encabezada por un gobierno coherente, distinto al actual y a los que le precedieron en el pasado, y capaz de sentar las bases para el progreso material y espiritual de los venezolanos.
 
¿A que me refiero?
 
Por los momentos hago hincapié en que algunas cosas no salen tan bien como quisiéramos porque las estamos haciendo con un estilo no acorde con lo que pregonamos.
 
Fíjense los lectores que la Coordinadora se apellida Democrática, cuestión sumamente importante porque a fin de cuentas ese cognomento es la manera de decirle al mundo no somos golpistas, el golpista fue Hugo Chávez en 1992
 
¿Y, que tiene que ver eso?
 
Mucho.
 
Por ejemplo, que nuestros métodos tienen que ser democráticos y transparentes, que nuestra gente debe estar informada no solo de lo que está pasando, sino más aún de lo que va a suceder en el futuro cuando seamos gobierno.
 
No es coherente con una ruta democrática que se pregona, continuar usando el método conocido de convocar protestas, marchas y paros, por medio de cuñas de la TV, marchas y paros que terminan con bailes y canciones, sin que los asistentes tengan oportunidad de recibir mensajes políticos más allá del Chávez, vete ya que bien se utilizó hace dos años, cuando todavía éramos escuálidos.
 
Se ve claramente que quienes vienen diseñando estas protestas entienden que así buscan provocar un golpe de Estado, y que los iniciados en ese golpe resolverán los problemas de país sin el concurso de los venezolanos.
 
La democracia que uno desea y que la CDV pregona implica que las cosas se hacen de otra manera, y esto no tiene nada que ver con la pendejada de comer flores o afirmar que uno es seguidor de Ghandi o de Luther King.
 
Nada que ver.
 
Un Movimiento de Salvación Nacional -la única oposición que vale la pena para hacer Resistencia Civil- antes que nada debe partir de una clara definición del porqué estamos donde estamos y qué se debe cambiar para echar a andar al país
 
¡Eso debe ser explicado y con relación a tal punto debemos ser coherentes si queremos tener éxito!
 
A mi modo de ver las cosas, la oposición puede ser todo lo coordinada que quiera ser, pero sobre todo debe ser diferente a lo que tenemos y a lo que teníamos antes, estamento político que por haber fracasado permitió que un teniente coronel, ex golpista y sin experiencia administrativa, rodeado de gran parte del resentimiento nacional, de la izquierda socialista y del estatismo reconcentrado... ganara en limpias elecciones la Presidencia.
 
Por eso creo que estamos obligados, hoy más que nunca, a decir por la calle del medio que rechazamos al gobierno no solo por los desmanes verbales y fácticos del Presidente sino porque consideramos que sus ideas estatistas, socialistas y conculcantes de las libertades individuales... son empobrecedoras y por tanto inconvenientes para Venezuela.
 
Para eso la Coordinadora debe cambiar radicalmente.
 
No solo se trata de poner orden. La CDV debe ser capaz de trasmitir mensajes democráticos, ligados a las soluciones del libre mercado; y para ello considero que se debe decir lo que se debió decir desde hacemás de un año; que nuestro camino para sacar a este pésimo Presidente pasa por el Revocatorio, que otras salidas o son ilusiones o significan poner al país en manos de unos iniciados a los que nadie les ha dado el mando y que uno ni siquiera sabe qué van a hacer con esta nuestra patria en caso de que como Pedro Carmona consigan tomar el poder aún cuando sea por breve tiempo.
 
Actos como el recientemente fallido en Caricuao no se deben entonces repetir sin un trabajo político previo. No sin unir nuestras propuestas a las ideas del porvenir. No sin presentar la oposición alternativas distintas a las que propone el bate quebrado del alcalde local, no sin líderes del patio y sobre todo no sin antes haber pateado las calles porque como dijo el periodista William Echeverría un país no se construye mediaticamente; periodista que por cierto terminó su último trabajo con la siguiente consideración: No sabemos que es peor: ¿Un mal gobierno o una terrible dirigencia de oposición? Yo diría con ánimo constructivo: Dirigencia terrible por incoherente.
















3erPolo

.

ssxxi_banner_el.jpg