Make your own free website on Tripod.com








3erPolo
Del "honoris causa" de Hugo hasta llegar a los alfabetizadores cubanos...













3erPolo | Resistencia Civil | Rumbo a la Prosperidad | Enlaces





Por Domingo Alberto Rangel M.
















En días pasados la Universidad de los Llanos Occidentales ¨Ezequiel Zamora¨ le confirió el doctorado ¨Honoris Causa¨ al Presidente de la República y como era de esperar inmediatamente comenzaron las protestas.

La mayoría de los educadores consultados coincide en que no existen motivos "honorables" para conferirle a Hugo Chávez semejante distinción.

Otros recuerdan que "ni buscando con microscopio electrónico" se consiguen méritos para darle el máximo honor académico a quien va para cinco años empobreciendo al país y dividiendo la sociedad.

En eso tienen razón los educadores y nosotros en RESISTENCIA CIVIL nos sumamos a las protestas, pero, igual aprovechamos la situación para dejar constancia que cosas semejantes sólo pueden ocurrir cuando la sociedad le permite al Estado entrometerse más allá de la cuenta en un tema personal y delicado como es la educación.

Tal situación ocurre en Venezuela desde los años cuarenta del siglo pasado cuando la sociedad calló y dejó, por flojera o debilidad ideológica, que fuese el Estado quien al extralimitarse en sus funciones tomara decisiones que no le corresponden en el área de la educación.

Decisiones vitales y personales como si por ejemplo un grupo de maestros y maestras o empresarios de la educación puede levantar un colegio o si por el contrario les está vedado ese derecho, o quién puede dictar clases y quien no, que libro pirata puede considerarse "de texto" y cual no etc.

EL ESTATISMO COMENZÓ A SECUESTRAR LA EDUCACION DESDE LA MUERTE DEL GENERAL GÓMEZ

Desde esa época que coincide con la muerte de Juan Vicente Gómez la sociedad venezolana dejó que los burócratas de turno decidieran por uno y apartaran al mercado del sector educación como si en vez de ser este un mecanismo NATURAL que cada quien utiliza para escoger libremente lo que le venga en gana, se tratará de cosa "maldita".

De allí salen los actuales "supervisores itinerantes" que dieron pie a las protestas contra el decreto 1011.

Desde esa época comenzó a hacer estragos en la educación venezolana la ideología estatista que si bien logró éxitos parciales en épocas de vacas gordas; terminó, como era de esperar, bajando el nivel y la calidad de la enseñanza, masificando vagabunderías y concediendo Doctorados "Honoris Causa" a los todopoderosos políticos de turno, como este que la UNELLEZ le otorgó al Presidente de la República.

A este respecto basta una reflexión: Si algún despistado propone un "Honoris Causa" digamos que al señor Bill Gates por los evidentes beneficios que sus productos le traen a la humanidad... es probable que termine ese despistado siendo objeto de burlas si no echado de la universidad; pero, si en vez del creador de Microsoft se propone digamos que a políticos como José Vicente Rangel o incluso a Luís Miquilena... cuidado si la moción prospera.

La educación venezolana debe ser objeto de una revuelta que devuelva al ciudadano su derecho a decidir sobre lo que aprenderán sus hijos y él mismo si ese fuese el caso; derecho secuestrado, desde los años cuarenta del siglo pasado, por una burocracia al servicio de los políticos estatistas que hemos tenido y que ahora tenemos en grado mayor; tanto en el gobierno como también en la oposición.

De allí lo vital que es comprender que mientras no nos decidamos a cambiar hacia la economía de mercado, la libertad de hacer cosas y la responsabilidad social, los asuntos públicos y privados seguirán mal en esta Venezuela que estamos obligados a repensar y los "Honoris Causa" se los seguirán regalando a los políticos de esta quinta república de opereta como antaño se los otorgaban a los puntofijistas que por ladrones e ineficientes permitieron que un país desesperado eligiera al actual Presidente.

Mientras ese cambio no lo hagamos la educación será privilegio de unos pocos y por encima de la retórica oficial seguiremos graduando encapuchados y politiqueros y confiar en la calidad de un título venezolano seguirá siendo como jugar a la ruleta rusa... igual podremos conseguir un genio diplomado -que los hay- o un abogado "chimbin" -o la "doctora" Blanca Ibàñez-  cuando no al economista aquel que andaba con un cartel a cuestas "buscando empleo".

Por cierto, y antes de pasar a comentar otra área de la actualidad, en lo único que Hugo Chávez se destaca -apartando el arte de dividir la sociedad y crear miseria- es en engañar a sus adversarios como aprendió del maestro Sun Zsu. ¿No se dan cuenta los amigos que de un tiempo para acá todas las acciones del Presidente buscan desviar nuestros esfuerzos para lograr que se de el revocatorio?

No se que piensan ustedes pero en esta línea de acción se enmarca el Plan Robinson con el cual este régimen mentiroso dice que va a rescatar de la prisión cultural a los analfabetas venezolanos.

!Es un trapo rojo frente a un toro opositor que debe dejar sus arrestos para mejor ocasión y pensar mejor lo que se hace¡

Tal vez ese sea el único "talento" del Presidente como para hacerle merecer un honor académico.

!Dudoso "honor"¡

EL PLAN ROBINSON VA CAMINO DEL FRACASO...

Cambiando de escenario porque el tema es el mismo y cuando una habla de universidades o de analfabetismo igual estamos tocando asuntos de la educación, en TERCER POLO observamos que alrededor del plan Robinsón se ha tejido mucha estupidez pero también hay hipocresía.

Por ejemplo: ¿No son hipócritas los jerarcas del oficialismo, con Hugo Chávez a la cabeza, quienes después de 54 meses en el poder pretenden que es ahora cuando se acuerdan que en nuestro país abunda el analfabetismo?

Hablemos claro: Más que una obra de justicia social este plan luce como una campaña para aumentar el caudal de votos frente al revocatorio, y los alfabetizadores cubanos -que en honor a la verdad no son muchos como se pretende-, además de enseñar a leer y escribir quizás intenten organizar las desorganizadas huestes del chavismo en los barrios.

¿No es eso hipocresía?

Pero, no son los jerarcas del gobierno los únicos fariseos.

FARISEOS Y MENTIROSOS

¿Dónde están los voluntarios provenientes del llamado Polo del Cambio porque deberían ser muchos?

En Cuba hasta el Che Guevara participó como alfabetizador.

¿Dónde están el diputado Ismael García, Lina Ron, los pepetos o el inefable Rafael Simón Jiménez -quien dice apoyar "el proceso" pero igual coquetea y pide ante la oposición- personajes a los que no se les ve cartilla bajo el brazo buscando analfabetas para ayudar a librarlos de la cárcel cultural en que se encuentran?

Pero, no son los oficialistas los únicos que actúan con hipocresía respecto al Plan Robinsón -y con estupidez, añadiría uno, a riesgo que nos recuerden coincidencias con Hugo y Fidel, no faltaba más porque en estos días de irracionalidad todo se puede esperar-; y digo esto porque en la oposición también abundan esos defectos.

¿Dónde está Pancho Arias Cárdenas que ahora se ha declarado candidato a recuperar la gobernación del Zulia?

¿Dónde están los otros precandidatos que hacen vida opositora?

¿Se van a quedar despotricando contra la cubanización en vez de dar ejemplo aportando voluntarios?

¿Por qué no hace otro tanto el resto de la Coordinadora?

¿Dónde están los educadores de la oposición?

¿Dónde se metió Leonardo Carvajal quien iba a ser nombrado por Pedro Carmona ministro cuando el chavismo recuperó Miraflores?

Un candidato a Ministro de Educación es la primera persona que debe asumir el reto.

El primero que debe aportar voluntarios para alfabetizar aunque sea con los vetustos tocadiscos de ACUDE.

¿Dónde está toda esa gente y sobre todo porqué caen en la trampa caza-bobos que nos tiende Hugo Chávez para restarle atención al revocatorio?

!Secretos del universo¡

!Pero, además de hipocresía abunda también la estupidez¡

¿Quién puede creer que un cubano recién llegado a estas tierras puede ideologizar a nadie?

!Es como pretender que un chavista en los Estados Unidos sería capaz de engatuzar gringos contándoles que aquí se vive mejor¡

Por mi parte pienso que tal vez no habría analfabetas en Venezuela si esta tierra fuese próspera, si los gobiernos no devaluaran la moneda, si la gente, por más humilde que fuese, pudiese ir a la escuela, y si nuestra dirigencia no estuviese formada por los irresponsables que tenemos y hemos tenido.

Por lo pronto lo más probable, y ojalá me equivoque, será que este Plan Robinson terminará en el más estruendoso fracaso; como terminaron en fracasos las alfabetizaciones de los adecos en los sesenta y la de los empresarios de ACUDE en los ochenta.

Lamentable porque a pesar de lo dicho ya me ofrecí como voluntario.

Dos horas diarias por siete semanas no es mucho para sacar del analfabetismo algún compatriota y también para desmontar la trampa caza-bobos que el gobierno le está tendiendo con el Plan Robinson al revocatorio.

Así las cosas.
















3erPolo

ssxxi_banner_el.jpg