Make your own free website on Tripod.com








3erPolo
Libertad e Igualdad de Derechos













3erPolo | Resistencia Civil | Rumbo a la Prosperidad | Enlaces





La igualdad de derechos es exactamente lo contrario que el "derecho" a la igualdad, ya que donde este último se impone, desaparece todo derecho humano, especialmente el más fundamental.
Guillermo Rodríguez G.
















Todas las personas nacemos con iguales derechos. Todos somos iguales y no hay uno más igual que los otros; no hay nadie que se pueda considerar superior en derechos. Ningún individuo puede arrogarse el derecho a decidir cómo deben vivir los demás ni cómo deben usar su propiedad y su vida. Sin importar los títulos universitarios, dinero, fama, popularidad, apoyo o talento, que tenga, toda persona es igual en derechos y ninguno tiene el derecho de obligarnos a hacer algo porque piensa que es lo mejor para nosotros. Si todos somos iguales, debemos tratarnos con respeto y la imposición de unos sobre los otros es un irrespeto que no se puede aceptar.

Libre Albedrío

Todos nacemos con la capacidad de usar nuestras mentes para escoger lo que mejor nos conviene. Los mismos cristianos reconocen: que Dios mismo respeta tanto al ser humano que le da la capacidad para decidir lo que desea hacer y no interfiere con esa libertad (aunque no faltan algunos que consideran tener más derecho que Dios a hacerlo). Como tenemos libre albedrío, cada persona debe hacer su vida y es totalmente responsable de lo que hace con ella. Cada uno con su esfuerzo y su trabajo se hace su existencia. Nadie tiene el derecho a exigirle a otro que arregle los errores que ha cometido en su vida, ni tampoco puede exigirsele a nadie que pague por lo que otro ha hecho, pues todos somos responsables de lo que hacemos y de sus consecuencias. La libertad siempre conlleva responsabilidad.

Todos somos iguales y todos poseemos libre albedrío, siendo totalmente responsables de nuestra propia vida, he aquí las dos ideas que hacen que los liberales libertarios le pongamos un freno a las personas que buscan el poder para obligar a los demás a obedecer sus caprichos, para forzarlos a pagar sus facturas y sus cuentas, para enriquecerse a costa del trabajo honesto de los demás. Los resistentes consideramos que si se le entrega poder a alguien, ésta persona no puede abusar del mismo y debe usarlo solo para fines legítimos. Por tanto, exigimos de los gobernantes que sean defensores de nuestros derechos en vez de pisotearlos.

Partiendo de estas dos ideas fundamentales, podemos formular el principio libertario de:

Toda persona es libre de actuar como lo juzgue según su propia razón, SIEMPRE Y CUANDO respete la libertad y derechos de las demás personas

Estas dos ideas fundamentales nos guían en la lucha por una República mejor. Este principio de libertad responsable es el que nos puede guiar hacia una convivencia sana y solidaria, de modo que Venezuela sea una nación donde vivan siempre el trabajo y la paz.
















...Atrás

Siguiente...

ssxxi_banner_el.jpg